Propiedades de la Alcachofa y sus Beneficios

La Alcachofa es famosa en el mundo entero por su sabor y versatilidad a la hora de ser cocinado. Adicionalmente tiene propiedades diuréticas, digestivas, depurativas y adelgazantes, sin duda hay que tenerla en cuenta para enriquecer nuestra dieta.

alcachofa para adelgazar y sus propiedades

Alcachofa, sus características

La alcachofa es el fruto de la alcachofera, un arbusto que puede llegar hasta los  2 metros de altura. Esta planta es estacional y no tiene problema en brotar con la llegada de los primeros calores primaverales y dar sus frutos durante el verano y el otoño; sin embargo se debe cuidar de que en el invierno no reciban hielo directo puesto que este acaba con la planta.

En zonas secas puede tener algunas espinas, sin embargo en climas como el californiano o europeo, las espinas son muy escasas si no nulas; las hojas tienden a ser de color verde claro dado por una cubierta de fibrillas blanquecinas que están en toda la superficie de las hojas.

La recolección de los corazones del alcachofero se debe hacer antes de la florescencia, puesto que una vez que la planta ha florecido, estos se endurecen y pierden todo su sabor y propiedades.

Alcachofa y su historia

Se presume que esta verdura es originaria de la región norte de África, en especial de Egipto, sin embargo, se esparció rápidamente por Europa y Asia ya que existe evidencia que así lo confirma en los imperios griegos y romanos. Su nombre se remonta a la mitología griega en la que una de las tantas mujeres seducidas por el dios Zeus, después es castigada y transformada, en este caso fue transformada en alcachofera. Según los manuscritos encontrados se le otorgaban poderes afrodisíacos.

Durante la Edad Media no se tiene evidencia del consumo de alcachofa, sin embargo, siglo XV se sabe que era consumida en la Italia y su comercio era importante en Sicilia. Se cree que llegó a Francia por la esposa del rey Enrique II de Francia,  Catalina de Médicis, quien era originaria de Florencia y se consideraba amante del consumo de corazones de alcachofera, el gusto también paso a ser del rey.

Desde Europa llego a América en la época de la colonia y a través de los años se da de forma espontánea y silvestre en el estado de California, siendo de muy buena calidad.

Alcachofa beneficios a la salud

  • Efecto diurético

Algunas personas retienen líquidos dentro de su organismo, ya sea por fallas renales o por afecciones en el metabolismo, esta retención cuando es severa puede llegar a aumentar los niveles de ácido úrico. Al consumirlas por lo menos tres veces por semana se controla la retención de líquidos del cuerpo al tiempo que se eliminan toxinas. Esto la hace adecuada para pacientes con obesidad, con problemas de gota, artritis, enfermedades hepáticas o con problemas circulatorios y cardiacos.

  • Efecto digestivo

Los componentes de esta verdura nos sirven tanto para cuidar y proteger el estómago aliviando la acidez y eliminando los dolores, distensiones y molestias, como para regular la digestión  y ayudar a realizar la digestión ayudando a los pacientes que sufren de estreñimiento o de diarrea. Adicionalmente la alcachofa ayuda a eliminar el exceso de bilis.

  • Efecto depurativo

Las propiedades depurativas contribuyen a la disminución de los triglicéridos y del colesterol en sangre, al digerir la alcachofa se produce HDL que es el tipo de colesterol que necesitamos para vivir y para combatir el colesterol negativo que se da por el consumo de grasas saturadas. Al mismo tiempo el consumo regular de la alcachofa es recomendado en pacientes con tensión alta.

  • Efecto adelgazante

A demás de las propiedades diuréticas que contribuyen a limpiar el organismo y adelgazar, es rica en fibra y por lo tanto adecuada para dietas bajas en carbohidratos ya que la fibra no aporta calorías, da sensación de saciedad y favorece el metabolismo. Adicionalmente también es rica en vitaminas A y B y en minerales como el hierro, el magnesio, el potasio y el sodio.

La alcachofa cuenta con otros beneficios saludables

Para pacientes que sufren de reumatismo y cálculos biliares, la alcachofa constituye una alternativa sana que puede ayudar a controlar estas enfermedades, también  hay algunos estudios que muestran que los ácidos que contiene: cafeico, pantoteico y flavonoides contribuyen en la prevención y tratamiento de algunos tipos de cáncer.

Alcachofa en recetas – Tips para preparar y cocinar

Una de las plantas con más beneficios para la salud y más versátiles en la cocina, sin duda, hay muchas formas de preparar  y disfrutar de su sabor, si las prefieres simplemente hervidas puedes hervirlas durante 5 minutos y  agregando una pequeña cantidad de jugo de limón o vinagre, dejar un minuto más y enjuagar con agua fría.

Algunas ideas de para consumirlas son:

  • Acompañamiento para ensalada. Para poder darle un toque especial a las ensaladas, le puedes agregar alcachofas hervidas y sazonar con aceite de oliva y ajo macerado.
  • Empanadas: puedes lavarla muy bien, untarlas en huevo batido y posteriormente cubrirlas con miga de pan. Se fríen en aceite bien caliente hasta que doren.
  • Verduras en salsa: puedes preparar una deliciosa salsa bechamel y bañar una mixtura de verduras donde incluirás zanahoria, habichuela y alcachofas cortadas.
  • Gratinadas: puedes lavarlas, adobar con sal y pimienta y agregar una capa de queso para cubrirlas, hornear por 10 minutos a 150 grados centígrados.
  • Con jamón: las puedes cocinar con jamón, esto dará la combinación perfecta entre carne de cerdo y vegetales.
  • Rellenas: puedes vaciarlas y rellenarlas con arroz bien adobado y verduras troceadas, para que sea más apetitoso puedes poner queso para cubrir el arroz.
  • Salteadas al ajillo: debes saltear en una combinación de aceite de oliva y margarina el ajo triturado, antes de que se dore agrégalas y sofríelas por diez minutos aproximadamente.

recetas con alcachofa para dieta

Cómo seleccionar y almacenarlas

Se consiguen fácilmente en todos los supermercados en la sección de vegetales frescos para seleccionarla debes fijarte en tres aspectos:

Primero, estado general. Una buena y fresca alcachofa es firme, no tiene una contextura bofa, es pesada y el color es verde sin puntos blancuzcos o marrones. Estos puntos indican que el vegetal no es apto para el consumo puesto que está podrido.

Segundo, las hojas: las hojas son fresca y deliciosa están bien apretadas y unidas entre sí. Si ves que las hojas están abiertas seguramente el sabor no será el esperado porque ha pasado su punto ideal, si las hojas exteriores se abren o se doblan es porque ya está un poco reposada.

Tercero, el tallo: debe ser verde más intenso que las hojas, el extremo no puede verse marchito o con coloración más oscura puesto que esta es una característica de los vegetales no frescos.

Para almacenarlas en casa debes ponerlas en la parte inferior de la refrigeradora en el cajón de vegetales, no recomendamos almacenarlas en bolsas plásticas puesto que esto disminuye la duración del producto que por el exceso de humedad se pueden podrir rápidamente.

También puede interesarte:

En el próximo vídeo podrás ver como adelgazar con es vegetal